Entrada destacada

navega por las paginas


Navega por las distintas paginas y descubre musica instrumental, misterios y leyendas de sevilla, ebooks y mucho mas…

blog oficial de antoniocamel

antoniocamel

Miradores de la ciudad. Sevilla como nunca la habías visto.


Dicen en que la variedad está el gusto, por lo que hoy desde este rinconcito de este blog, vengo a presentaros los diferentes puntos de vista que tiene una ciudad como la nuestra, con la particular característica de hacerlo cercano al cielo.
Existen diferentes miradores o lugares de observación, de la maravilla de ciudad que tienen los sevillanos bajo los pies a diario. Miradores naturales, artificiales, polémicos, iconográficos, etc.
Coca de la Piñera, mirador natural por predilección en Sevilla, una loma elevada al oeste, permite instantáneas de los principales monumentos de la ciudad desde un punto de vista idílico desconocido por muchos sevillanos.

Tambien desde otro punto del aljarafe sevillano, Castilleja de Guzman, se puede contemplar cómo se extiende la ciudad de Sevilla en la planicie orográfica a los pies del Aljarafe y entre todos los edificios que se divisan destaca una torre  que durante tantos siglos ha tocado el cielo con su veleta de bronce, que no es otra que la Giralda. Es lo que se conoce como Balcón del Aljarafe.

Vistas de Sevilla

Desde las almenas de la majestuosa Torre del Oro, situada a la vera del monumento más antiguo de la ciudad el río Guadalquivir, se pueden tomar las mejores fotografías de la Catedral de Santa María la Sede, por distancia y claridad de edificios, es un lugar excepcional para el arte de la fotografía. El Paseo de Colon, el propio río Guadalquivir y los mejores recuerdos en papel del barrio de Triana puedes tomarlos desde este balcón del siglo XI.

Si además de buenas vistas quieres una vuelta al pasado, la recomendación sin dudarlo La giralda. Bajo la inscripción “Turris Fortissima Nomen DNI. Proverb. 18” sientes que queda la ciudad del califato bajo tus pies como así fue durante alrededor de varios siglos.
El norte de la ciudad guarda un monumento olvidado por muchos, que permite una vista de águila de la cartuja de Sevilla. La Torre de los perdigones, además, guarda muchos más secretos de los que a priori muestra en un primer vistazo. Arriba en la parte superior, incluye una cámara oscura que permite la visualización de imágenes de la ciudad como nunca las habías visto.
La Torre Schlinder de 50 metros de altura, e incrustada en el complejo del pabellón de la navegación, permite una inmejorable vistas del río Guadalquivir así como de los puentes del Alamillo y de la Barqueta.
No te dejes engañar por sus 25 metros de altura, el mirador de Metropol Parasol permite una imagen del centro de Sevilla desde el mismo centro de la ciudad. Decenas de capillas son observadas desde sus diferentes puntos de observación 360º, y una perspectiva lateral de la Giralda y la catedral como pocos abran visto es la tarjeta de tarjeta de presentación, del mirador más novedoso y moderno de la ciudad.

La Torre Pelli, aun sin terminar y con la polémica servida por ser controversia total entre las dos sevillanias, se presenta como el mirador total en la ciudad. Una visión panorámica a más de 180 metros de altura, permitirá ver cada rincón de la ciudad desde un punto de vista privilegiado, Casco Histórico, Macarena, Triana o el Parque María Luisa, nada escapa al primer rascacielos de la ciudad hispalense, pero para poder ver esa vista tendremos que esperar aun algun tiempo.

Photobucket

SMYL©2014

La 10 Historias de las Naranjas Sevillanas


¿Trajo Hércules las naranjas a Sevilla?

Hércules, fundador mitológico de Sevilla, separó Europa y África antes de robar «naranjas» del jardín de las Hespérides…

Cuenta la leyenda que el héroe de origen griego Hércules es el fundador mitológico de la ciudad de Sevilla. Su figura llegó a la actual tierra sevillana sobre el año 1.000 antes de Cristo como parte de los primeros navegantes fenicios que arribaron España. El mito de Hércules es conocido por todos los sevillanos por ello, pero la historia lo recuerda especialmente a partir de la leyenda de los doce trabajos que le encomendó su envidioso primo Euristeo.


El décimo de ellos consistió en robar el ganado del gigante Gerión, que vivía en la isla de Eriteia, la actual Cádiz. Para llegar al encuentro con el monstruo de tres cuerpos, Hércules hubo de romper las montañas que unían África y España dando lugar, según la leyenda, al Estrecho de Gibraltar. Tras batir al gigante y apoderarse del mercado de cueros y pieles de toros que éste ostentaba, Hércules encaraba la recta final de su cometido.

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán

La undécima de sus labores consistía en robar la «manzana de oro» del Jardín de las Hespérides. Se pensaba que este fruto, que algunos identifican con las naranjas, otorgaba la inmortalidad. Pero no fue fácil para Hércules hacerse con la preciada pieza. Tuvo que viajar hasta un lejano jardín situado cerca de la cordillera del Atlas en el Norte de África y robar la ansiada «manzana dorada» después de superar, eso sí, a Ladón, el feroz dragón de cien cabezas que la protegía.

Tras estos dos trabajos el encargo de Euristeo estaba prácticamente cumplido. Sólo quedaba capturar al perro de tres cabezas Cerbero y sacarlo de los infiernos. Pero, ¿quién sabe si antes de terminar con sus tareas no decidió Hércules recuperar fuerzas descansando en la ciudad de Sevilla portando consigo «la manzana dorada» de la inmortalidad?

¿Quién introdujo realmente las naranjas en Sevilla?

Más allá de diatribas mitológicas, la historia cuenta que las naranjas son el fruto de los árboles cítricos de origen chino que los comerciantes genoveses introdujeron en Europa durante el siglo X. Existe la certeza de que fueron los musulmanes quienes impulsaron en España el cultivo de la naranja y la creencia de que no lo hicieron interesados en su belleza, su olor, ni sus frutos. Cuando el árbol se importa de China lo acompaña la tradición de que aseguraba la felicidad de su dueño. Ese pudo ser, se piensa, el motivo principal de su rápida expansión por Al-Andalus.
Puede sonar descabellado, pero esta superstición cobra cierto sentido si se contextualiza. En torno al siglo X el imperio musulmán ya ocupaba buena parte de la península ibérica, sin embargo el Califato de Córdoba o de Occidente pasaba por un periodo de decadencia que llevaría a fragmentar el Estado omeya en multitud de reinos conocidos como taifas . Poco después, en 1039, nacía Al-Mutamid, rey taifa de Sevilla, quien logró devolver cierto esplendor cultural a la ciudad. Si esta eclosión del imperio musulmán estuvo acompañado por elflorecimiento del azahar en los naranjos que se extendían por las orillas del Guadalquivir solo la Historia lo conoce.
De igual modo, solo un viaje pasado podría confirmar si es cierto o no que Ibn Ammar, el favorito de Al-Mutamid, mordía hojas de naranjo mientras disputaba su célebre partida de ajedrez con Alfonso VI de León, con quien el rey taifa había apostado el destino de la ciudad durante el asedio que el rey cristiano mantenía sobre Sevilla en el año 1078. Lo que si está constatado es que apenas un siglo después de estos hechos, entre 1172 y 1186, los naranjos entraron a formar parte importante de la religión musulmana en Isbiliya

El Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla

Lo dicho. Los naranjos pasaron a mediados del siglo XII de los patios particulares a los lugares religiosos. Lo hacen para formar parte de los sahn, que es el nombre que dan los musulmanes a sus patios religiosos, que en el caso de encontrarse en una mezquita (también los hay en patios privados), son usados para las abluciones. Este es el rito por el que los musulmanes lavan su cuerpo para purificarlo antes de comunicarse con Alá mediante la oración.
En los sahn era imprescindible la existencia de dos factores, fuentes con agua para para que los fieles puedan desprenderse de lo terrenal y algo de sombra para sobrellevar el calor y mantenerse limpios. En la antigua mezquita almohade de Isbiliya esta función la cumplían los naranjos plantados por los musulmanes. Actualmente, estos árboles siguen poblando el ahora conocido como Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla, lugar al que se accede por la Puerta del Perdón. Los naranjos que allí se encuentran pueden ser, junto a algunos ejemplares del Alcázar, los más longevos de la ciudad con aproximadamente cien años de edad.
Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
Algo menos popular pero de igual solera es el patio de los naranjos que, sin poder visitarse, se encuentra en la iglesia del Salvador. Su caso también tiene origen religioso, pues el enclave era el antiguo sahn o patio de las abluciones de la mezquita de Ibn Adabbas que existía en ese mismo lugar y que mandó construir Abd al-Rahman II en el año 829.
Sin embargo, el de la Catedral hispalense y el del Salvador no son los únicos patios de naranjos con arraigo dentro del conjunto monumental de Sevilla. También son conocidos los naranjos que acogen el Patio de Banderas próximo a la Catedral o el del Patio de la Doncella de los Reales Alcázares.

Sevilla, la ciudad con más naranjos del mundo

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
No solo estos enclaves históricos pueden presumir de oler a azahar cuando florecen los naranjos. Son incontables los lugares de Sevilla en que se pueden encontrar naranjos. De hecho, el núcleo urbano de Sevilla es posiblemente el que mayor número de árboles de naranja amarga reúne en el mundo. En la actualidad son más de 40.000 los naranjos en la vía publica, patios y plazuelas hispalenses, situando a la capital de Andalucía como la primera ciudad del mundo en cantidad de árboles de esta especie.
Cada año se recogen la friolera de 1’2 millones kilos de naranjas amargas de las calles de Sevilla. Por cierto, hablando del callejero hay que mencionar que el nomenclátor hispalense no se olvida de la importancia de este cítrico en la ciudad. Existe una pequeña vía, peatonal y sin salida, conocida como calle Naranjo. Es muy probable que usted no la conozca, pues se encuentra escondida tras la calle Baobab, una perpendicular a la avenida de las Juventudes Musicales, en las proximidades de la Glorieta Olímpica.
Además, en el conocido como barrio de las Flores de Sevilla, en las inmediaciones de la Ronda de Pío XII, se encuentra la calle Azahar, en homenaje a la flor de los miles de naranjos que visten Sevilla. Apenas dos kilómetros de distancia separan ambas calles. Unos veinte minutos de paseo en que resulta casi imposible no cruzarse con alguno de estos árboles.

La poesía más ilustre sobre los naranjos de Sevilla

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
No sólo el nomenclátor rinde culto a la importancia de los naranjos en la capital andaluza. La más rica literatura también ha puesto en valor este árbol. Sirva como ejemplo el caso del ilustre sevillano que fueAntonio Machado. El poeta, nacido en el Palacio de las Dueñas, pasó su infancia corriendo y jugando entre los naranjos de los patios y jardines interiores de esta casa señorial. Así recordaba aquel tiempo en su poema «A un naranjo y un limonero»:
Naranjo en maceta, ¡qué triste es tu suerte!
Medrosas tiritan tus hojas menguadas.
Naranjo en la corte, ¡qué pena da verte
con tus naranjitas secas y arrugadas!.
De los claros bosques de la Andalucía,
¿quién os trajo a esta castellana tierra
que barren los vientos de la adusta sierra,
hijos de los campos de la tierra mía?
¡Gloria de los huertos, árbol limonero,
que enciendes los frutos de pálido oro,
y alumbras del negro cipresal austero
las quietas plegarias erguidas en coro;
y fresco naranjo del patio querido,
del campo risueño y el huerto soñado,
siempre en mi recuerdo maduro o florido
de frondas y aromas y frutos cargado!
También es célebre el «Romance de la Reina Mercedes» que versó la pluma del ilustre sevillano Joaquín Romero Murube en su obra «Canción del amante andaluz», fechada en 1941. Entre sus estrofas tienen cabida alusiones al naranjo tales como:
El palacio de San Telmo
tiene patios y escaleras,
salones grandes de espejos,
balcones, mirandas, rejas.
galerías acristaladas,
estatuas, fuentes, saletas.
Y en el fondo del jardín,
entre naranjos y adelfas,
un merendero morisco
junto a las Delicias Viejas,
donde la Infanta Mercedes
canta y ríe, borda y sueña.
….
En San Telmo. junto al río,
hay un bello naranjal.
Están limpias las acequias.
Los caños limpios están.
Las albercas rebosantes.
Las norias sin descansar.
Para mantener la tierra
en una tibia humedad,
y que los naranjos cuajen
en el más fino azahar.
Porque con el Rey de España
Mercedes se va a casar.

Antonio «El Naranjero», padre de la reina María Mercedes

El duque de Montpensier, conocido popularmente como Antonio «El Naranjero», tenía a mediados del siglo XIX las inmediaciones del Palacio de San Telmo repleta de naranjas

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
El «bello naranjal» junto al Palacio de San Telmo al que alude Romero Murube en su «Romance de la Reina Mercedes» fue célebre durante un tiempo en la ciudad. La vasta huerta que llegó a formar parte de los jardines de este enclave, actualmente ocupados por el Parque de María Luisa, era propiedad de Antonio de Orleans, duque de Montpensier, a quien la guasa sevillana llegó a bautizar como don Antonio «El Naranjero» por la enorme cantidad de tierras que dedicaba al cultivo de este frutal en la ciudad y sus aledaños.

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán

Este príncipe, hijo menor del último rey que ha conocido Francia, se casó con la infanta española María Luisa Fernanda de Borbón, también hija de María Cristina y hermana de Isabel II. Los duques de Montpensier se instalaron en Sevilla y desde su residencia en elPalacio de San Telmo hicieron fortuna, merced en parte, a su vasta producción de naranjas. El poder y la ambición de «El Naranjero» lo empujaban a disputar el trono a su cuñada, la reina Isabel II. Lo más cerca sin embargo que estuvo de de la corte fue al ver coronar a su hija María de las Mercedes, que se casó con su primo, el rey Alfonso XII. Apenas cinco meses después la joven reina murió a causa del tifus, con dieciocho años recién cumplidos.
La relación de Antonio de Orleans con las naranjas la llegó a constatar el dramaturgo Benito Pérez Galdós en «La de los días tristes». En este obra relataba al referirse al duque de Montepensier que «Los que le critican por vender naranjas de los jardines de San Telmo, son esos manirrotos que no saben mirar el día de mañana, y viviendo solo en el hoy dan con sus huesos en un asilo». Aunque los designios de Antonio «El Naranjero» no fueron demasiado fructíferos, las chanzas a las que alude Galdós llegaban en parte de los miles de recolectoresque el duque empleaba en sus extensos naranjales. El acervo popular reconoce que cantaban coplas sobre «El Naranjero» mientras recogían sus naranjas.

La recolección de la naranja en Sevilla

Una cuadrilla de operarios municipales lleva a cabo la recogida de la naranja agria en la trianera calle Betis

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
Desde aquellos tiempos de Antonio «El Naranjero» en Sevilla hay cosas que han cambiado en el proceso de recoger naranjas. La recolecta se sigue llevando a cabo para descargar los miles de naranjos que pueblan la ciudad pero las labores ya no las llevan a cabo cientos de jornaleros a las órdenes de un noble, sino que son trabajos que encomienda el propio Ayuntamiento de Sevilla a su personal funcionario de Parques y Jardines. Las labores se llevan a cabo durante unos tres meses en los que las cuatro brigadas que conforman 45 operarios recorren los once distritos de la ciudad para recoger la fruta.
Sin embargo la técnica para recoger naranjas no ha cambiado desde hace siglos. Ésta se divide en cuatro etapas:
1.- El zamarreón. Un peón va por delante de la cuadrilla con una escalera. Se sube a la copa del naranjo y desde arriba lo zamarrea hasta que caen las naranjas a mansalva al suelo.
2.- El vareo. Como si de un olivo se tratara, otro peón pasa por los naranjos zamarreados y, con una vara, va eliminando las naranjas que queden.
3.- Al macaco. El resto de la cuadrilla cierra el procedimiento recogiendo las naranjas del suelo y metiéndolas en un macaco o espuerta tras eliminar todas las ramas.
4.- Al saco. Las espuertas se vacían en un gran saco que posteriormente recoge un camión. Mientras, los peones limpian las ramas del suelo.

La naranja amarga, de Sevilla al mundo

De la naranja amarga de Sevilla se extraen numerosos productos, como mermeladas, licores o pasteles

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
Tanta naranja amarga se puede recoger en Sevilla que su manufactura supone todo un negocio. Existe un dicho que admite que «del cerdo se aprovechan hasta los andares». Esta máxima bien podría atribuirse a los miles de naranjos que pueblan las calles, patios y plazas de Sevilla. Y es que, aunque los chinos y los musulmanes no lo sabían, el ingenio sevillano se encargaría de sacar numerosos productos a partir de este árbol cítrico.
En el año 1923 las fabricas de transformación e industrialización de Destilerías Bordas Chinchurreta S.A se afanarían en sacar provecho de la naranja amarga, según recogen Sabina Rossini y José Elías Bonells en un conocido estudio. Tan sólo del fruto de la naranja amarga, que no se puede consumir directamente, se obtenía piel de naranja amarga deshidratada, aceite de esencia de naranja amarga, oleorresina y mermelada. Pero es que además, de las hojas de su árbol se extraían productos como el Aceite esencial Petitgrain Bigarade o el Absoluto Aguas de Petitgrain Bigarade. Además, de la flor del naranjo amargo, célebre y olorosa, se obtenía la decorativa flor de Azahar y se producen licores como el Agua de Azahar, el Aceite Esencial de Azahar, el Absoluto de Azahar o el Concreto de Azahar.
Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
Actualmente, buena parte de las naranjas de Sevilla se destinan a la elaboración de mermeladas. Es célebre que la fruta sevillana es la materia prima idónea para conformar una de las mermeladas más apreciadas enBuckingham Palace, y es que se cuenta que la«Seville Orange Marmalade» está presente hasta en la misma mesa de la reina Isabel II a la hora del té o del desayuno. No obstante, Gran Bretaña es uno de los principales importadores de la naranja amarga que se recoge en Sevilla. Otro de sus usos curiosos es el de emplear las cáscaras de naranja en los alambiques para dar matices a la ginebra Beefeater.
Otro reciente uso para la naranja de Sevilla es la de servir de fundamento para los platos gourmet que hasta una treintena de establecimientos de la ciudad servirán hasta este próximo 23 de febrero dentro de la III Jornada de la Naranja de Sevilla.

Naranjito, icono del Mundial España ’82, es sevillano

Los diseños finalistas para representar el Mundial de España ’82. El célebre Naranjito fue el ganador

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
¿Quién no recuerda a Naranjito, la célebre mascota del Mundial de fútbol celebrado en España durante el año 1982? Seguro que es difícil dar con alguien a quien no le traiga recuerdos la imagen de este sonriente y patriota cítrico que vestía los colores de la selección nacional en un evento en que participaban decenas de países y seguido en todo el mundo. Lo que quizá pocos saben es que nació en Sevilla de la «relación» entre la cordobesa María Dolores Salto y el publicista sevillano José María Martín Pacheco. Según ha narrado con anterioridad el padre de la criatura, la idea le vino al caer a sus pies una naranja amarga de un árbol de la Plaza Nueva de Sevilla. El diseño nació así al más puro estilo newtoniano, el científico a quien el golpe de una manzana caída sobre su cabeza le llevó a enunciar la ley física de la gravedad terrestre: «Vi las naranjas y me pregunté ¿por qué no? Queríaevitar lo del toro y la pandereta como mascota del Mundial», narraba Martín Pacheco. Parece que la Federación Española pensaba igual, puesto que el segundo premio del certamen lo encarnaba untorero-futbolista y el tercero recayó en la imagen de un toro con forma de balón de fútbol.

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán

Aunque en un principio la mascota elegida entrañó ciertas críticas, la imagen de este fruto tan sevillano, clásico también en las huertas de Murcia y Valencia, logró hacerse un hueco en el imaginario colectivo nacional. A sus creadores les reportó un millón de pesetas de las de entonces; mientras la Federación Española de Fútbol vendió los derechos a una empresa de merchandising por 1.400 millones de la época. Las camisetas, las tazas, los llaveros… todo eso llegaría más tarde, al igual que una serie de animación de 26 episodios llamada «Fútbol en acción» que protagonizaba Naranjito junto a su novia Clementina, sus amigos Citronio e Imarchi y el archienemigo de todos, un terrorista llamado Zruspa al que acompañaba una banda de sicarios conocidos como los Cocos.

El cartel de la Expo ’92, un naranjo sevillano

Diez curiosidades sobre las naranjas de Sevilla que no conocías y te sorprenderán
Diez años después de que los estadios Ramón Sánchez-Pizjuán Benito Villamarín de Sevilla concentraran parte de la atención mundial con motivo de la celebración del Mundial de España, otro gran evento internacional convertiría Sevilla en foco de atención universal: la Expo ’92.
Poco queda por contar sobre la Exposición Universal que permitió a la ciudad proyectarse hacia el futuro. Pero hay un detalle para muchos olvidados. El cartel elegido para representar el evento mostraba, nada más y nada menos, que un naranjo cuyos frutos y sombra se desparramaban sobre un inmenso solar vacío (quizá la calle Betis) con el río Guadalquivir al fondo. Esta metáfora ilustrada por el francés Guy Billout consiguió seis de los trece votos de un jurado que tuvo que valorar las creaciones de 33 de los mejores cartelistas del mundo. La ocasión lo merecía, no solo por la repercusión mundial que llegó a alcanzar la Expo ’92, sino porque el premio por ser el cartel elegido ascendía a tres millones y medio de pesetas. La decisión estuvo cargada de polémica, pero el concurso no podía quedar desierto. Es por eso que finalmente todos los carteles finalistas compartieron protagonismo. Entre ellos, el diseño de Jacobo Pérez Enciso que mostraba un dibujo de la Torre del Oro tras algunas palmeras o la creación de Jean Michel Folon que centraba su fuerza en una cifra clave para Sevilla, el 92.

SMYL©2014

La de Maria Trifurca. Quien dijo que “Aquí no hay playa”….


Cuando “El Reino de Sevilla” se extendía aproximadamente por el territorio de las actuales provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz y la depresión de Antequera y algunos municipios de Badajoz, se podía decir que Sevilla tenia playa.  Pero a partir de la división territorial en 1833, la cosa cambia.

No obstante, desde los años 20 hasta los 50, Sevilla tuvo una playa muy particular, situada en la punta del Verde, donde hoy se encuentran los pilares del Puente del V Centenario.

Eran dos, una a cada orilla del rio, con tierra arenosa, y llena de socavones, donde su peligrosidad hizo que hubiera numerosos ahogamientos, cada domingo o día de fiesta.
No obstante, para muchos sevillanos era el único motivo de distracción de una España que atravesó por duros momentos, y acudían con sus canastos, a poder refrescarse un poco, en esos días de verano tan duros de calor.
Su nombre se debe a una mujer de carácter un poco agrio, que regentaba un ventorrillo, cerca del rio, que funcionaba como casa de prostitutas, y era más conocida como “Maria Trifurca”, (en andaluz), de “Trifulca” (pelea, reyerta, etc.), debido a ese carácter.
Pero la playa empezó a ser un lugar no muy aconsejable para ir, primero por el ambiente de prostitución, en chozas o ventas cercanas, donde heterosexuales y homosexuales tenían sus encuentros y luego por el peligro de ahogamientos.
En 1941, hubo una gran catástrofe, cuando el día 23 de julio hizo explosión uno de los polvorines que en la zona Norte del cortijo del Batán tenía instalado el Regimiento de Artillería., hubo numerosos heridos y varios muertos.
Esta playa desapareció en la era desarrollista del siglo XX por las obras hidráulicas realizadas para contener las riadas, la presión urbanística y la contaminación.
Un articulo de Maribel Martín para SMYL©2014

La Expo 92


La Exposición Universal de 1992, conocida popularmente como “Expo’92” o “la Expo”, se celebró en la capital de Andalucía (España) en el año 1992.

¿¿Y quienes, de los que tuvieron la inmensa suerte de disfrutarla, han podido olvidarse de ella??Duró de seis meses, pero que seis meses tan intensos!!!

Dio comienzo el 20 de abril de ese mismo año, y finalizó el 12 de octubre, coincidiendo la fecha con el V Centenario del Descubrimiento de América, debido a este hecho su lema fue “La Era de los Descubrimientos”.

La mascota oficial de la Expo 92 se llamó Curro, un simpático pájaro de pico y cresta multicolor.

Participaron un total de 112 países, 23 organismos internacionales, 6 empresas y las 17 comunidades autónomas españolas, lo que supuso el mayor récord de participación hasta la fecha.

Muchos países pusieron en duda inicialmente la capacidad española para desarrollar y llevar a cabo un acontecimiento de las dimensiones de este, y la mascota Curro tuvo que viajar por el mundo y esforzarse para vender el proyecto y poder convencer al mundo de que España daría la talla y todo estaría listo en 1992.

La celebración del acontecimiento transformó la ciudad urbanísticamente, se construyó una nueva red viaria, nuevas autovías y rondas de circunvalación, se levantó una nueva estación central de ferrocarril y se amplió el aeropuerto; fue un gran impulso para Sevilla, destacando la construcción de una infraestructura que supuso un antes y un después para el transporte en España, el AVE.

Para acoger la Exposición Universal se aprovecharon 250 hectáreas de terreno agrícola en donde se ubicaba el histórico Monasterio de la Cartuja. La transformación de estos terrenos fue considerada la mayor obra pública de la década en Europa.

La construcción de la infraestructura, espacios públicos y pabellones de Expo’92 se realizó en un tiempo récord, aconteciendo el mayor revés el 18 de febrerode 1992, cuando un incendio fortuito destruyó el que estaba llamado a ser el pabellón estrella de la exposición, el de los Descubrimientos.

Por la noche tenía lugar el “Espectáculo del lago”donde se mezclaban luz, sonido y láser con proyecciones sobre distintos abanicos generados con chorros de agua. Allí se congregaban las familias dispuestas a terminar la jornada viendo los fuegos artificiales y la aparición de la mascota Curro dando la bienvenida a los asistentes, a pesar del calor propio de la temporada.

Durante los 176 días que el recinto permaneció abierto al público se contabilizaron un total de 42 millones de visitas.

Recuerdos como estos quedaron guardados para siempre en el corazón de todos los sevillanos…

Ana Maria Cervera Barajas

SMYL©2014

Cines de Verano


Sevilla tuvo hace años, ya lo decía el Trovador, bailes y cafés cantantes, el cine mudo, la murga, el LLorens y el Novedades, y en la época estival abrían las terrazas perfumadas de los cines de Verano.

Las blancas pantallas radiantes orladas por la línea de azul noche, las tapias encaladas cuajadas de jazmines, el albero del patio recién regado, las sillas de enea, las guirnaldas de bombillas de colores, la vieja parra, el polvo de estrellas de la cabina y la entrañable liturgia de los exteriores, mirando las carteleras, gozando con los afiches y ese gusanillo de ilusión mezclado con impaciencia de hacer colas en las taquillas.

Encantadoras noches de Cines de verano, nuestro cine de barrio, el puestecillo de chucherías con sus cartuchos, los higos chumbos sobre el baño de nieve, el ambigú, el intermedio para consumir en el o los tan peleados veladores donde podías tomarte la cervecita con la tapa…

Uno de los veranos más recordados por varios motivos, fue el de 1982. En aquel año, España celebró su Mundial de Fútbol, las temperaturas oscilaban los 43º de máxima y los 26º de mínima, lloviendo en parte de julio y agosto. 

Entonces, había una enorme carencia de terrazas y discotecas al aire libre, mas aunque los cines invernales funcionaban con refrigeración, otro año más, los cines de verano pasaban a ser los grandes protagonistas de las noches estrelladas sevillanas frente a un vídeo recién llegado a los hogares españoles.

Una treinta de salas estivales de las pocas que quedaban, en las que la chavalería del barrio, las familias, las parejas de novios, el grupo de amigos, e incluso hasta la gente solitaria, se reunían entre aquellas paredes frente a una gran pantalla, teniendo como ingredientes a la bombilla roja de la esquina, las tupidas enredaderas de la tapia, la nevería selecta, el pescaito frito, las pipas, la lechuza sobrevolando tu cabeza o la lagartija en la pared….

Hasta ese año en Sevilla hubo hasta 60 cines de verano, a partir de ese año fueron cerrando uno tras otro por la aparición del vídeo domestico y los vídeos comunitarios, además de la recalificación de los terrenos por el boom urbanístico, aquí enumeramos algunos de ellos…

  • ·          Cine Santa Catalina
  • ·          Cine Santa Marina
  • ·          Cine San Leandro
  • ·          Cine Hiniesta
  • ·          Cine Ronda
  • ·          Cine Andalucía
  • ·          Cine Ideal
  • ·          Cine Miraflores
  • ·          Cine San Juan Bosco
  • ·          Cine Alfonso XII
  • ·          Cine Pio XII
  • ·          Cine San Sebastián
  • ·          Cine Alfarería
  • ·          Cine Pagés del Corro
  • ·          Cine Rocío
  • ·          Cine Avenida
  • ·          Cine San Gonzalo
  • ·          Cine Casablanca
  • ·          Cine Estrella
  • ·          Cine Emperador de verano
  • ·          Cine Santa Cecilia
  • ·          Cine Cruz Rosa
  • ·          Cine Candelaria
  • ·          Cine Capitolio
  • ·          Cine Palmera
  • ·          Cine Almirante (Bogar)
  • ·          Cine Plaza Nueva, después llamado La Gloria y más tarde Nervión Cinema (Gran Plaza)
  • ·          Cine Juan XXIII
  • ·          Cine ABC Park Multicines
  • ·          Cine Venecia
  • ·          Cine Triple Cine
  • ·          Cine Multicines el Prado
  • ·          Cine Plantinar
  • ·          Cine Barzola
  • ·          Cine Duplex Cinema
  •            Cine Osario, 
  •            Cine Trinidad
  •            Cine Terraza Victoria
  •            Cine Arrayán

 

Ven conmigo al cine
De sábanas blancas
En noche fragante
De aroma de albahaca…
La salamanquesa
Está en la pantalla
Y un festín de luces
Trenzado en guirnalda
Enciende las cales
De la pared mágica.
Ponen “tres sargentos”
Que importa la trama
Si el duro de Martín
Piter o Sinatra,
Los Diez Mandamientos
O Lawrence de Arabia.
Lo bueno es sentarse
Mirando las sábanas
Cabeza con hombro
Frente a la pantalla
Y de vez en cuando
Si la emoción salta
Perderse en el cielo
De estrellas de plata
Mientras sella un beso
Una noche mágica.
  


Fuente: http://naturaldesevilla.blogspot.com.es/http://www.sevilladesaparecida.com/ 

SMYL©2014

El Monasterio del Diablo


En las afueras de Carmona se alza desde lo alto de un promontorio, dominando un otrora extenso páramo, un viejo y semiderruido edificio…De tétrico aspecto y amplias dimensiones lleva consigo una demoníaca leyenda…Estamos hablando del llamado “Monasterio del Diablo” o “Monasterio Maldito”, un lugar en el según dicen, habita el mismísimo Diablo aunque realmente se llama “Huerta de los Frailes”, rebautizado posteriormente como “Huerta de San José”.
Fue hacia el año 1620 cuando se fundó esta vasta extensión de terreno un monasterio de Franciscanos y Dominicos para el internado e iniciación del noviciado. Algo que realmente al investigador no puede dejarle indiferente es el hecho de que en la bibliografía auténtica de la noble ciudad de Carmona no exista ningún documento existente adherible a la historiografía de este convento…

Es como si el tiempo hubiese intentado borrar sus huellas para tapar algún momento pavoroso del pasado. Solamente se poseen dos documentos que acrediten la existencia física e histórica del convento. Uno habla de una donación, en forma de alimentos, que hizo el ayuntamiento para intentar que los monjes no se muriesen de hambre, el segundo de estos dos documentos lo podemos encontrar en el archivo histórico del ayuntamiento de la ciudad Carmonense, y quizás, pese a ser el más extenso de los dos, sea el más misterioso…En dicho archivo histórico nos topamos con un documento estremecedor que dice así
De una parte, José Díaz de Alarcón, Escribano y por otra, Juan Rodrigo Perea, fraile Dominico, en unión con alguaciles y demás fuerzas públicas y religiosas nos narra así los hechos:
“Yo, señores, me hice fraile Dominico en el convento de S. José, donde entré al noviciado hace ya tres años poco más”
En la mañana del 20 de noviembre de este año de nuestro señor (1680) entró por parte de Cantillana, un aspirante al noviciado que dio llamarse según recuerdo D. Jaime Malvidas y que fue aceptado con plena satisfacción por parte del prior y demás.
Ese hombre era alto, de cejas muy pobladas, de nariz aguileña, y su cara era tan fina como la de una espada. Nunca le vi en compañía de otros en la huerta o en la capilla, por lo que nos extrañó…Yo señores, no sé como ocurrió, que en la mañana del 2 de noviembre del susodicho año, cuando desperté, no encontré la puerta de mi celda abierta como era la costumbre (pues como ustedes saben todas las noches nos echan llave y cerrojo) y creyendo que era aún muy temprano, me entregué a profundas meditaciones.
Después de esperar mucho rato, sentí por fin unos pasos débiles que provenían del pasillo y que venían a morir justo en la puerta de mi celda. La puerta, de un suave golpe, quedó abierta; pero cuanta fue mi sorpresa, cuando pude comprobar que atrás de esta no había nadie…Entonces fue cuando pensé que quizá la misa primera ya hubiese empezado, y me hubiese quedado dormido y castigado, pero al ver las puertas de las celdas de mis compañeros estaban abiertas de par en par, quédeme pensativo un momento, para después salir corriendo hacia la capilla. Cuando llegué a esta, no vi a nadie, y entróme un calor desde la garganta hasta el pecho, cuando oí unos lamentos a media voz que al parecer provenían de la cocina que estaba al lado de la capilla…Cuando llegué a la cocina, los quejidos se oían más fuertes dentro de mi, que pensé que era yo mismo el que los producía. Pero pronto me di cuenta de que el lugar de procedencia era el sótano y sin poderlo remediar, me vi no sé cómo bajando sus empinados escalones. Y maldita sea, señores, maldita sea el momento en el que entré en aquella habitación, pues al entrar encontré al Padre Prior y a los demás frailes colgados de los ganchos donde solíamos colgar los cerdos, jamones y chorizos. Yo señores, al ver aquel marco infernal y sangriento, comencé a ver unos seres pequeños, que apiñados alrededor de los cuerpos muertos, comían sus carnes. En aquel momento sentí un desmayo pasajero, y pude ver señores, cómo los seres que antes os había hablado se reunían en uno solo, de aspecto repugnante. Mirándome me dijo estas palabras; “Te dejo vivir, para que plocamaras mi venida al mundo”. Entonces, un fuego comenzó a propagarse por el sótano…No pude músculo alguno, para moverme y salir corriendo, y cuando pude hacerlo, la misma voz que referí anteriormente, me volvió a decir; “ve y di que Satán esta aquí”…
Otra parte atrayente de este documento es la que relata el Alguacil Alonso Sans de Heredia, en su relato habla del momento del enterramiento de los monjes asesinados y explica referente a un hecho insólito y no menos estremecedor. Cuenta que en el momento del enterramiento, realizado en los terrenos del sótano, y delante de muchos paisanos de Carmona fueron testigos de un «sobrenatural fenómeno». Este consistió en un oscurecimiento del cielo, y entre dos columnas de fuego, la visión de un rostro horrible en forma de alimaña. Más tarde, en un fulminante rayo, descendió una blanca luz y de esta bajó un ser en forma más humana. Comenta que todo el mundo salió despavorido.
Otra parte extraña de este mismo relato es la de un intento de exorcismo por pate del pueblo en el cual cayeron muchas más víctimas de manos del mismísimo diablo. Después de aquellos hechos se mandó sembrar con sal el lugar para alejar al demonio y desposeer de todo mal aquel lugar sagrado.
Por una bula papal, se ordenó a la ciudad de Carmona que durante dos años fuesen dadas misas y procesiones.
La moderna historia del edificio se halla plagada de relatos extraños y extrañas experiencias en el interior del mismo.
Uno de esos osados investigadores que se han acercado al lugar en numerosas ocasiones es Francisco del Toro, quien con su equipo de investigación ha sido de las primeras personas en investigar de forma seria lo que allí acontece. Es precisamente durante una de sus incursiones en el lugar y acompañado por las cámaras de “El Buscador de Historias” de Tele 5 cuando son testigos de un hecho singular: «Fue muy extraño, estábamos en el interior del edificio cuando de pronto los volumétricos comenzaron a sonar como detectando algo y entonces fue cuando vimos una especie de luz, una esfera luminosa o algo similar que avanzaba hacia el final de una de las galerías, fue muy extraño».
Otro testimonio lo encontramos en José Félix Durán: «A mí me retiró del mundo de la investigación aquel suceso, acudimos a investigar, llamados por la curiosidad y alentados por la fama del sitio y los programas de misterios. Estando allí comenzamos a sentir ruidos extraños, como golpes, los detectores comenzaron a sonar, no estábamos solos, y de repente comenzamos a sentir pasos que se nos acercaban así como un lejano murmullo que se fue convirtiendo en una especie de salmo cantado poco a poco… Cuando aquello nos tenía casi cercados salimos como pudimos por uno de los huecos de las ventanas… dejamos allí todo el equipo y nuestras ganas de seguir investigando, fue algo terrorífico. A Justo, mi compañero, y pese a que han pasado ya cuatro años de aquello, no se le puede mencionar siquiera la experiencia… Fue un shock para todos». En el lugar se han practicado sesiones de ouija, no es extraño encontrarse con los vestigios de estrellas de cinco puntas o pentagramas dibujados o practicados en el suelo junto a velas negras en todo tipo de adoraciones y prácticas ocultistas.
Recientemente el investigador Luis Mariano Fernández, de Málaga, vivió una experiencia en el interior del edificio que difícilmente olvidará. Los autores de estas guías se encontraban aquella noche de miedo en el monasterio, así Jordi Fernández se encontraba junto a Luis Mariano Fernández explicándole todas las argumentaciones de la leyenda que recaen sobre el lugar y las prácticas satánicas que en su interior se producen. Tras ellos, acompañándolos, estaban MARÍA José F. y Carmen R. Mientras visitaban una a una todas las estancias del lugar Luis Mariano Fernández y el resto del grupo tuvo una especial y desagradable sensación al entrar en la última habitación del último ala del edificio, el malagueño lo narraba así: «Era como si algo creara malestar al entrar allí, tenía uno la sensación de estar vigilado, de no estar solo, como se dice ahora: daba “mal rollo” estar allí dentro». Y así el grupo descendió al desvencijado sótano, a la cripta del edificio, una cripta donde conducidos por Jordi Fernández éramos descubridores de un hecho casi macabro… En el suelo restos de animales muertos momificados casi… ovejas, un cordero y gallinas, a su alrededor algunas botellas de ron de caña y un recipiente que recordaba las prácticas de rituales afrocaribeños a decir de Luis Mariano Fernández y verificado tras consultar a diferentes expertos en estas cuestiones. Tras salir de la cripta comienzan a manifestarse una serie de hechos inquietantes; Jordi Fernández junto a María José y Carmen R. pueden observar en la habitación del final del ala un resplandor, algo que les llama la atención, cuando todo el equipo se encuentra allí el fenómeno ya ha pasado. De regreso en la nave principal del edificio comienza una rueda de entrevistas para el programa dirigido en Málaga por Luis Mariano Fernández “Mis Enigmas Favoritos”.
Llegados al ecuador de las mismas se comienzan a escuchar unos extraños sonidos provenientes del final de la galería, un extraño arrastrar de pies que se mueve lentamente de un lado a otro, la temperatura en aquel lugar y en el altar es recogida por los aparatos de medición:¡¡¡-15ºC!!!; es imposible a menos que lo paranormal se esté manifestando, y José Manuel García Bautista decide dejar las labores de grabación encomendándolas a Ana A. para ir a investigar la procedencia de aquel sonido. Al llegar al lugar puede ver cómo un sombrío personaje, una silueta luminosa, comienza a deambular por la segunda ala en dirección al final de la galería… José Manuel García da la voz de alarma y comienza una carrera tan frenética como pavorosa tras aquella silueta luminosa, tras él sólo pueden seguirlo, a duras penas, los investigadores Luis Mariano Fernández y Jordi Fernández. Al llegar algo sucede, algo repele al investigador al entrar en la habitación y sale despedido varios metros atrás, en segundos se recupera y trata de ganar la entrada de la estancia quedando semiarrodillado. Tras él Luis Mariano Fernández afirmaba: «Ha habido un momento en el que yo te he visto volar por los aires varios metros hacia atrás, aquello era sobrehumano desde luego… era como si algo te hubiera empujado y elevado varios metros, ha sido muy fuerte».
De regreso continúa la rueda de entrevistas, es precisamente durante la misma cuando José Manuel García pierde el conocimiento y cae sobre el terreno quedando inerte sobre el mismo… El grupo teme lo peor…¿Producto de la frenética carrera o una nueva víctima del misterio tras el misterioso fenómeno de repulsión física vivida minutos antes? Tras momentos muy tensos, Carmen R. inquiere al grupo que es hora de marcharse… Algo ha notado, algo ha presentido, alguna sensación incuestionable: «O nos vamos ya o algo malo va a suceder». Tras lo acontecido todos se disponen a recoger los equipos, pero algo, tal vez ese Maligno, no quería que su advertencia cayera en el olvido y sirviera para ocasiones venideras… Luis Mariano Fernández sufre un serio percance: al marcharse algo atraviesa su grueso calzado hincándose en la carne de su pie, seguidamente siente algo caliente y todos temen lo peor… Un cristal punzante. Colocado casi maliciosamente, malignamente ubicado, ha atravesado la bota del malagueño… como una profecía la noche no deja de deparar continuos incidentes y el ambulatorio municipal de Carmona registra el ingreso de Luis Mariano Fernández. Aquel cristal tan solo ha rasgado la piel del malagueño, pese a todo necesita atención médica, como lo demuestra el parte de urgencias redactado. Y curiosamente la historia del monasterio maldito no pasa desapercibida a ninguno de los presentes en labores sanitarias: uno de los ATS que atiende al paciente, al salir, indica: «Vuestro amigo ha tenido mucha suerte, por un poco más no se ha destrozado el pie, hubiera sido fatal, casi milagroso. No sé cómo os podéis meter en aquel sitio, eso es un lugar maldito donde suceden muchas cosas extrañas, aquel suelo está maldito, de verdad, no regreséis».

Es la historia de un lugar maldito, del denominado “Monasterio o Convento de los Frailes” para unos y “Monasterio del Diablo” para otros porque aquí, dicen, es donde se encuentra la última morada del mismísimo Diablo…

SMYL©2014

Triana, una historia, la llama siempre encendida en un recuerdo


Antes de emprender el camino, la llamada siempre encendida en un recuerdo.

El 5 de Marzo de 1948 nace Jesús de la Rosa Luque,en la famosa calle Feria de Sevilla, fue el menor de ocho hermanos. Era una familia de pocos recursos,todos nacieron en una casa de vecinos con dos patios,uno que daba en la calle Feria y el otro patio daba ha Faustino Älvarez.
Jesus empieza ha trabajar pronto sobre los 13 años, aprendiendo el oficio de platero, luego entra de aprendiz como mecánico donde solo tenia 15 años pierde a su padre.Jesus empezó con el grupo Nuevos tiempos, los Bravos (donde estuvo poco tiempo) y Tabaca donde se une con Eduardo Rodriguez.




El 17 de noviembre de 1947 nace Juan José Palacios Orihuela mas conocido como (Tele) en el puerto de Santa María (Cadiz). A los dos años se traslada a Triana (Sevilla). A los 16 años empieza en un grupo llamado Jerrys, tocando la batería,mas adelante seguiría con los Soñadores, Gong, Gazpacho. 

El 10 de Junio de 1945 en Sevilla Eduardo Rodriguez Radway apellido que viene de su bisabuelo materno,siendo muy chico tocaba la armónica,después pasa  ha tocar la guitarra.

Estuvo trabajando con su padre en una oficina,pero se dio cuenta cuenta que eso no era lo suyo.Su primer grupo fueron (Los Payos),donde conoció la Televisión. 


Luego surgió su época con (Tabasca),donde d Jesús de la Rosa que entro sustituyendo a un compañero y después comenzaron a elaborar la idea de Triana en 1974, con single hasta el 1975. 

Triana fue un grupo musical español de (rock progresivo) rock andaluz de los años 70 y principios de los 80, formado en Sevilla por Jesús de la Rosa Luque (Sevilla) (voz y teclados), Eduardo Rodríguez Rodway (Sevilla) (voz y guitarra) y Juan José Palacios “Tele” (El Puerto de Santa María, Cádiz) (batería y percusión).


Álbumes de estudio

Álbum Año Discográfica
El patio 1975 Movieplay
Hijos del agobio 1977 Movieplay
Sombra y luz 1979 Movieplay
Un encuentro 1980 Movieplay
Un mal sueño 1981 Movieplay
Llegó el día 1983 Movieplay

Álbumes en directo

Álbum Año Discográfica
Triana en directo (grabado en 1981) 1989 Triana Rock Records


Fuente: wikipedia.org

SMYL©2014